“Cada que me buscas me golpean”, dijo Alejandra a su esposo

“Cada que me buscas me golpean”, dijo Alejandra a su esposo

Beatriz Alejandra Olalde Rodríguez desapareció el 17 de septiembre al salir del centro comercial en Ecatepec, Center Plaza, y desde entonces su esposo y sus tres pequeños hijos la buscan incansablemente.

Alejandra, de 24 años, salió hacia dicha plaza comercial ubicada en la Avenida Central y realizó el pago de un refrendo en una casa de empeño, salió y avisó a su esposo que ya “había quedado”, relata Jhonatan Bonilla, su esposo.

“Me mandó la foto del ticket, bromeamos -como todas las parejas-, pero ya no le contesté el último emoji que me mandó… Fue hasta pasadas las 4 de la tarde que llegué a casa y vi que no estaba, fue que le mandé mensajes, pero ya no me contestó”, recuerda el joven de 26 años.

Desde ese momento comenzó la búsqueda de Alejandra; Jhonatan reportó su desaparición en el Ministerio Público, dónde le preguntaron si su esposa no se había ido con otra persona, a lo que él respondió que no.

Le dieron la ficha de búsqueda, misma que ha difundido hasta el cansancio en redes sociales y calles del Edomex y de la CDMX, donde ella vivía antes de juntarse con él.

“Llamó prácticamente para despedirse”

Tres días después de su desaparición, Alejandra pudo hablar rápidamente con Jhonatan por Messenger de Facebook, que es por donde habitualmente platicaban, y la escuchó desesperada.

Esa llamada fue escalofriante, pues su esposo asegura que fue para despedirse; sin embargo, confía en que no sea así y que Beatriz Alejandra regrese pronto con él y sus hijos de 8, 4 y 2 años; asimismo, descarta que se trate de un secuestro, pues nadie se ha comunicado para pedir un rescate.

-¿Qué te dijo ese día?

“Me dijo ‘Jhon, ya no puedo más, ya luché demasiado, ya no me busques, voy a estar bien…Ya me voy con mi mamá (quien murió en 2014), te amo, cuida a los niños, perdón si te fallé…’”

-¿Y qué le contestaste?

“Que no se despidiera, le dije ‘¡trata de escaparte, no digas que te vas a ir! Ya los niños se enfermaron, yo te voy a encontrar… ¡Diles que les doy lana y que te suelten!’ Pero ella me dijo que ‘ellos’ no querían dinero…’”

Jhonatan cuenta que Beatriz le pidió que por favor dejara de buscarla, pues cada que hacía algo para encontrarla, a ella la maltrataban y ya no aguantaba más; a eso se refería cuando dijo “ya luché demasiado”.

“No puedo más… Lo que me está pasando… Cada que me buscas me golpean y me hacen sufrir, ya no puedo más…”, fue lo último que le dijo en esa llamada del 20 de septiembre.

Y Alejandra no volvió a llamar.

¿Cómo ha sido el proceso de búsqueda?

Desde el momento en que Beatriz desapareció, Jhonatan ha ido a todos los lugares por donde pasó ese día, desgraciadamente ha hallado trabas burocráticas y no existen videos de las autoridades que den muestra de lo qué pasó cuando salió de Center Plaza.

Él y un vecino fueron a esta plaza y afortunadamente un local les permitió ver el video de su cámara de seguridad; en él se aprecia que Alejandra pasó y salió de la casa de empeño entre las 14:00 y 14:57 horas del 17 de septiembre.

La joven mujer el pasado 17 de septiembre fue al centro comercial Center Plaza, hizo un pago y salió; desde entonces está desaparecida.

Sin embargo, al acudir con el C5 del Edomex y el STC Metro, ambas instancias les informaron -por distintas razones- que no había videos de ese día y a esa hora, por lo que ésta es la única grabación con la que cuenta.

En ella se aprecia a la joven mamá de tres pequeños pasar con un folder en la mano y con una mochila pequeña colgada; vestía mayón negro, blusa blanca, tenis deportivos y una chamarra de mezclilla.

Antes de la llamada del 20 de septiembre, Jhonatan asegura que su esposa se comunicó con su padre y su prima, a quienes aseguró que al salir de Center Plaza “la subieron a un taxi blanco y que no sabía dónde estaba”; sin embargo, esta información no ha se ha podido corroborar.

Los 3 niños, los más afectados

Alejandra y Jhonatan están juntos desde 2010, es decir, se conocen desde que tenían 15 y 17 años, respectivamente, por lo que el joven descarta la posibilidad de que algún exnovio esté detrás de la desaparición de su esposa.

Fruto de su relación nacieron tres pequeños: Su hija mayor tiene 8 años, el que sigue tiene 4 y el más pequeño, a quien aún amamanta Alejandra, tiene apenas 2 años.

De hecho, Alejandra Olalde desapareció dos días después del cumpleaños de su niña mayor y cinco días antes de que su segundo hijo cumpliera 4 años, a quién quería prepararle tamales; “por eso sé que no se fue voluntariamente o con alguien más, porque teníamos planes “, dice Jhon.

Y es que el joven asegura que estaban pasando por un buen momento como pareja; sí, había diferencias pero todas se arreglaban dialogando, señala; además, afirma Jhonatan que su relación había tenido momentos más difíciles y ella siempre estuvo ahí para apoyarlo y nunca los dejó solos a él o a los niños.

“Nunca la dejé sola, aunque tuvo la oportunidad de irse en otros momentos porque yo salgo mucho debido a mi trabajo, no lo hizo; todo lo contrario, en los momentos más difíciles ella me ayudaba y buscaba la forma; es una maravilla de persona”, cuenta.

Entre sollozos, Jhonatan dice que la desaparición de Alejandra ha impactado fuertemente en sus tres pequeños, ya que todos los días preguntan por ella.

La ausencia de la joven madre ya ha afectado a los dos niños más pequeños, pues el de 4 años dice que ya no quiere ir al kínder, y el de 2 aún necesita la leche materna.

“Su desaparición nos golpeó a todos y a mí me destroza que los niños me pregunten todos los días si ya voy por su mamá… ¿Qué les digo?”, cuenta entre lágrimas Jhon, como le dice de cariño Alejandra.

Fuente: heraldodemexico.com.mx

Deja un comentario