Ecos de Aragón

Lo más relevante de Aragón, sus alrededores y el mundo

Debido a la pandemia cae la ayuda para los indigentes

Él es alcohólico y ella tiene una discapacidad física, son Juan y Paola, y viven en situación de calle. En los últimos meses su supervivencia alimentaria ha dependido de la ayuda que les otorgan los vecinos; sin embargo, todo cambió con la pandemia de Covid-19, pues esta ayuda cayó drásticamente, porque la gente tiene miedo al contagio.

En el estado de México se estima que hay alrededor de 400 mil personas en esta condición, en el municipio de Nezahualcóyotl, los albergues son para menores bajo resguardo del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de las Familias (DIF) y los refugios temporales sólo operan en caso de desastre natural.

Te puede interesar: Nuestro Bosque de Aragón reabre ante semáforo naranja; así operará

En el Congreso mexiquense, en el mes de mayo del año pasado, se discutió la posibilidad de que el gobierno del estado y los 125 municipios habilitaran espacios para indigentes, esto debido a que su forma de vivir no tienen manera de aislarse ni recursos para adquirir los insumos para protegerse del contagio.

Suscríbete a nuestro sitio de noticias

Recibe alertas de las noticias más relevantes de Aragón y sus alrededores

Lamentablemente este exhorto no ha tenido eco. A inicios del año pasado Juan y Paola tuvieron que levantar con cartones un techo para protegerse de la intemperie. De hecho, la condición climática ocasionó que el techo levantado con materiales endebles se viniera abajo, entonces los vecinos se organizaron y les levantaron una nueva techumbre, con tubular y una lona.

Mario Razo y otros vecinos del rumbo, también se unieron para otorgarles a los hermanos productos de limpieza para su espacio, e incluso realizaron una colecta para alimentarlos.

Sanitizaciòn Reyric

Sin embargo, las cosas cambiaron en marzo pasado con la llegada de la pandemia, la gente se resguardó. A partir del confinamiento los dejaron de apoyar, el calendario de alimentación se eliminó e incluso dejaron de llevar las escobas, cubetas y el agua para que Juan barriera el espacio. Hoy sólo una familia les lleva comida.

Los vecinos aseguran que desde hace meses ha solicitado ayuda a varias dependencias de gobierno e incluso en instituciones de beneficencia pública para que los rescaten de la situación vulnerable.

Con información de La Jornada.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba