Ecos de Aragón

Lo más relevante de Aragón, sus alrededores y el mundo

Fuerte explosión en bar clausurado

Funciona como “after” a partir de las 6 y hasta “morir”, y luego de la explosión suscitada en el bar Big Wings, las autoridades de la alcaldía Gustavo A. Madero intentaron ocultar los daños ocasionados a otro local ubicado enfrente, cuyos daños ascienden al menos a 40 mil pesos, además de lesiones ocasionadas a algunos empleados.

Testigos aseguran que el bar de la Colonia Tepeyac Insurgentes, funciona clandestinamente desde la tarde hasta el día siguiente, más o menos como a las ocho de la mañana; antes de esa hora comercializa alitas, comentan. Según relataron vecinos, pese a estar clausurado el establecimiento, operaba ya que entregaba moches a las autoridades de esa alcaldía encargadas de regular el comercio.

“Estamos hartos de la situación que se vive en esta alcaldía. Los funcionarios no hacen su trabajo. Dejaron que funcionara ese lugar, sin importar el riesgo que tenemos nosotros como vecinos. Son las 5 de la mañana y escuchamos todo el ruido del restaurante, que más bien es un after”, señaló la señora Norma.

No es la primera ocasión que la administración de Francisco Chíguil vive una situación así, quien por cierto desempeña su segundo cargo al frente de esa demarcación. En su primera oportunidad se registró el lamentable incidente del centro de entretenimiento juvenil, New’s Divine, que dejó varios muertos.

Dueños del otro negocio dañado, lamentaron la actitud oficial al argumentar que pese a estar presentes, personal del Jurídico y Verificaciones de la alcaldía, no hicieron correctamente su trabajo.

De acuerdo a señalamientos de algunos vecinos del lugar, las autoridades de la alcaldía se han presentado en varias ocasiones para supervisar a algunos negocios que aparentemente funcionan de manera irregular, pero a los pocos días se mantienen abiertos, situación que ha despertado la molestia de los habitantes de dicha alcaldía.

“Sólo llegan a pedir su moche. Permiten que negocios como ese funcionen sin ningún tipo de regulación. No sabemos cuánto dinero están pidiendo, pero lo que sí llegaron a ofrecer a otros negocios afectados por la explosión, fueron 10 mil pesos, o de lo contrario las amenazas empiezan a llegar”.

Fuente: diariobasta.com

Deja un comentario
Volver arriba