Ecos de Aragón

Lo más relevante de Aragón, sus alrededores y el mundo

Gustave Eiffel y su paso por México, de París con amor

Esta obra arquitectónica fue construida a finales del siglo XIX por el ingeniero Gustavo Eiffel, cuya obra cumbre se encuentra en París, Francia, y lleva su apellido, la Torre Eiffel. Sin embargo, el ‘Puente de Fierro’ de Ecatepec no recibe el mismo reconocimiento de la obra gala.

Ubicado en el cruce de la avenida Primero de Mayo con la antigua carretera México-Pachuca, y detrás del abandono y de estructuras que retratan la época de la Revolución Industrial, que ahora amenazan con despedazarse, está el ‘Puente de Fierro’, en una de las principales arterias del municipio de Ecatepec, construida en 1870 para el paso del Ferrocarril México-Veracruz.

El llamado ‘Puente de Fierro’, fue construido 10 años antes que la icónica torre parisina y a más de 100 años de su creación, no ha logrado cuajar como centro cultural, luego de que fue rehabilitado en el 2000 para ello.

En México se ubican cuatro obras de Gustavo Eiffel: el Palacio de Hierro, en Orizaba, Veracruz; la Iglesia de Santa Bárbara, en Santa Rosalía, Baja California Sur; y el quiosco del Jardín Juárez en Cuernavaca, Morelos.

TOTALMENTE PORFIRIANO

Los cuatro recintos fueron encargados por el entonces presidente Porfirio Díaz a la constructora Le Societe Anonyme des Forges D´ Aiseau, que tenía sede en Bélgica.

Fue a mediados del siglo XX, con la avance de la vida moderna, que el puente fue paso vehicular. Pero, con la construcción de la vía Morelos, la estructura metálica quedó en desuso.

La obra fue utilizada como un centro cultural y de arte comunitario en el periodo comprendido entre 2000 y 2016, administrado por el artista local Manuel Bueno Herrera.

En la actualidad, el ‘Puente de Fierro’ luce cubierto de policarbonato ahumado, que impide observar la belleza de su estructura metálica, que emula a la torre parisina.

Pareciera que está arrumbada entre vías de acceso rápido, como el Circuito Exterior Mexiquense, y a escasos metros de la estación del Mexibús que fue bautizada con su propio nombre, la obra se observa deteriorada, con basura y grafiteada por artistas del barrio desconocidos.

Son miles de peatones y automovilistas que circulan a diario frente a él, quienes ignoran o desconocen la historia que existe detrás de esa infraestructura.

Fuente: heraldodemexico.com.mx

Deja un comentario
Volver arriba