Ecos de Aragón

Lo más relevante de Aragón, sus alrededores y el mundo

“Ha sido el más triste domingo de ramos “, dice vendedora de palmitas

Marina coloca su puesto de “palmitas” como cada Domingo de Ramos afuera de la Parroquia de “San José” en ciudad Nezahualcóyotl, esto desde hace ya 20 años. “Este domingo ha sido el más triste sin gente con sus palmas”, dice.


Sin importar la emergencia sanitaria, de todas las parroquias de la zona, es prácticamente una de las pocas personas que colocó su puesto de palmitas desde las 6:30 horas, Marina asegura que en otros años después de la misa de las 12:00 horas ya llevaría unos 600 ramitos vendidos, pero este domingo sólo ha vendido unos cuantos.

Te puede interesar: Es trasladado a hospital de GAM hombre que presentaba síntomas del covid-19

“No hubo misa de ramos, la ceremonia se llevó a cabo por Facebook a las 10:00 de la mañana, la gente ya no acude a la iglesia porque desde hace semanas nadie puede entrar, todo es por Internet”, aseguró la vendedora.  

Suscríbete a nuestro sitio de noticias

Recibe alertas de las noticias más relevantes de Aragón y sus alrededores

Otro de los problemas que tuvo que sortear, comenta, fue conseguir material para elaborar sus ramitos y se las ingenio con lo que había para poder salir a vender.

Te puede interesar: Un hombre en situación de calle que presentaba síntomas de coronavirus, fue trasladado del exterior de la Central Camionera del Norte a un hospital por elementos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) en la alcaldía Gustavo A. Madero.

“No se vendió palma, los camiones no pudieron pasar al mercado de flores de Jamaica, donde lo compro, como no es artículo de primera necesidad, no lo dejaron entrar a la ciudad”, dice con la tristeza reflejada en su rostro.


En este domingo de contingencia la acompañan su mamá y una de sus hermana, mientras una ayuda en la elaboración de los ramos, la otra conmina a los pocos transeúntes que aparecen por la acera a comprarlos.

Te puede interesar: Vendedores del Bosque de Aragón se manifiestan en Palacio Nacional

“Lleve su ramito de a 10 pesitos, no deje de llevar su ramito de a 10”, así lo repite una y otra vez doña Alicia, madre de Marina, quien señala lo importante que es decorar las puertas de los hogares con un ramito.

“Después de bendecirlo se coloca en la parte trasera de las puertas y en días donde hay tormenta se puede quemar para calmar los truenos, es milagroso para calmar tempestades y otros deben ser quemados un año después justo para sacar la ceniza que ocupan los sacerdotes para hacer la cruz en la frente el miércoles de ceniza”. Nos narra la señora Alicia.

Te puede interesar: Un grupo de 200 meseros de la CDMX se manifestaron solicitando apoyo del gobierno federal y del gobierno local,  A las protestas, se unieron vendedores ambulantes del perímetro del Bosque de Aragón.

Justo en esos momentos se acerca al puesto de ramitos un potencial comprador, pregunta: ¿A cómo los ramos?, la respuesta es automática, casi en coro: ¡De a 10 pesitos! Ante el anuncio decide comprar dos ramitos, indica que uno es para la puerta de su casa y otro para el altar de su madre fallecida.

“Es tradición en mi casa, es una bendición para los hogares, mis padres me inculcaron esta bonita tradición y la he seguido porque tengo fe”, dice.

“De hecho recorrí varias iglesias porque no hay puesto de palmitas, hoy no importa el precio, lo importante era conseguirlas. Con esto que está pasado, me costó mucho trabajo hallarlas. De plano me trepé en un mototaxi y recorrí varias colonias del barrio, me va a salir más caro el gasto de mototaxi que el de las palmas, pero tuve suerte finalmente la conseguí”, finaliza y se aleja con su par de palmitas para bendecirlas.

Fuente: elimparcial.com

Deja un comentario
Volver arriba