Ecos de Aragón

Lo más relevante de Aragón, sus alrededores y el mundo

La historia de “El preso del violín”, sin recursos para defenderse está en la cárcel

Su nombre es Lucio, tiene 74 años, y se encuentra privado de su libertad en uno de los penales más peligrosos del Estado de México, donde sigue tocando su violín, el cual dice, le ha dado de comer durante muchos años.

El 13 de febrero de 2019 el destino le jugó una mala pasada, cuando caminaba por una calle del municipio de Ecatepec y un hombre se le acercó.

Con una mirada que transmite su tristeza, Lucio Yáñez García recuerda: “Me jaló mi violín y como no se lo quería yo dejar, sacó la pistola, me dio un cachazo en mi oreja, yo tengo reventada mi oreja”.

En su desesperación al sentirse agredido y al ver que el sujeto se llevaba su violín, Lucio tomó un cuchillo de un puesto de tacos y lesionó al hombre que lo agredió.

Por este hecho, Lucio fue sentenciado por el delito de lesiones también se le impuso una fianza, que le fue imposible pagar.

MIRA AQUÍ SU HISTORIA.

Lucio Yáñez llegó a la zona metropolitana del Valle de México hace 22 años, para buscar trabajo, es indígena otomí tepehua de la Huasteca Hidalguense.

Únicamente la pudo conseguir de ‘chalán’ de albañil, pues es analfabeta, cuando se le acabaron las fuerzas se compró un violín, para pedir monedas a cambio de sus sones huastecos.

“Pues ya está uno grande, ya no le dan a uno chamba como quiera, pues andaba ahí con mi violincito”.

El abogado penalista Raúl Espínola, fue contundente: “Las cárceles están llenas de personas pobres, porque son las que no se pueden defender. Los derechos humanos fueron violentados en el caso de este señor, más tratándose de un indígena, de un indigente y de una persona de la tercera edad”.

Fuente: noticieros.televisa.com

Deja un comentario
Volver arriba