Ecos de Aragón

Lo más relevante de Aragón, sus alrededores y el mundo

Sepultureros denuncian falta de equipo adecuado para su labor



Nadie tiene tanto miedo, como nosotros, pero nos aguantamos, porque si no, no tenemos qué llevar de comer a la casa”, cuenta Lázaro, un empleado del panteón Guadalupe Hidalgo en la alcaldía Gustavo A. Madero que se dedica a inhumar cuerpos “con o sin covid-19”. DALE CLICK Y MIRA LA NOTA COMPLETA.

Suscríbete a nuestro sitio de noticias

Recibe alertas de las noticias más relevantes de Aragón y sus alrededores

En tanto Arturo, su compañero desde hace más de 20 años ama su trabajo, ironiza y dice que trabajar con los muertos es más sencillo que con los vivos, aunque reconoce que se trata de un trabajo rudo, casi como el que hace un albañil: cargar, desenterrar, enterrar, cargar de nuevo, bajar y además, ser muy sensible con las peticiones de las familias.

Te puede interesar: Ordena un juez no cerrar mercado en la GAM por coronavirus

Los datos duros demuestran que la Gustavo A. Madero es la segunda alcaldía con decesos por covid-19, apenas atrás de Iztapalapa. Los sepultureros de los 11 panteones de la GAM denuncian que pese al incremento de muertos por el coronavirus, ninguno de ellos ha recibido los insumos adecuados para desempeñar su trabajo.



LA AUTORIDAD Y SUS TRAJES INSERVIBLES

Según estos trabajadores, las autoridades de la alcaldía les proporcionaron algunos trajes que se rompen en cuanto se los colocan y cubrebocas de tela que solo funcionaron para un servicio. En otros casos les dieron trajes de lluvia: “Unos trajes ridículos de colores, brinca charcos, con todo y sombrero, nos veíamos muy chistosos y también se rompieron con la primera puesta”, cuenta Arturo.

“Diario estamos sepultando gente con covid (sic) pero es nuestro trabajo, lo único es que las autoridades no nos han traído el equipo necesario para poder hacer eso” explica.


En este panteón desde hace tres semanas, solo trabajan cuatro personas para todos los servicios los siete días de la semana. Algunos días van voluntarios, amigos de los sepultureros, quienes cobran el día con un refresco y tacos de carnitas que comparten al final del día.

Lamentablemente tres de trabajadores del panteón enfermaron y no se han presentado a sus labores por riesgo de contagiar al resto de sus compañeros.

Te puede interesar: En la zona oriente se ubican los mayores índices de contagios y muertes a nivel nacional

Le llaman héroes a muchos de los que están tratando esta pandemia, nosotros no queremos títulos, ni aplausos, nada más que nos traigan el equipo necesario, somos personas y tenemos familias y nosotros aquí dentro tenemos que ver la forma de llevar qué comer a nuestro hogar”, comenta Arturo.

LOS BAJOS SUELDOS

Los trabajadores de los panteones ganan 2 mil 600 pesos cada quincena que no alcanza para garantizar la seguridad en salud a sus familias.

“Si mis niños se me enferman, no me va a alcanzar para las medicinas, ni para llevarlos al hospital”, dice Lázaro con la tristeza reflejada en su rostro.


¿INCINERARLOS O ENTERRARLOS?

Aunque está recomendada la cremación de los cuerpos que mueren por covid-19, hay familias que insisten en la inhumación, solo los panteones de San Nicolás Tolentino y San Lorenzo Tezonco en Iztapalapa y el de Dolores en la alcaldía Miguel Hidalgo, tiene espacios suficientes para personas que fallecen por este mal mundial. El resto como el de Guadalupe Hidalgo, en Gustavo A. Madero, inhuma cuerpos a perpetuidad, es decir sí se libera un espacio, pueden colocar una caja, sin importar que la persona haya muerto por el coronavirus.


PIDEN APOYO A LOS DEUDOS

La secretaria del panteón, Teresa Ortiz, cuenta que los trabajadores se han visto orillados a pedir insumos a los deudos de la persona a enterrar, aunque la mayoría de ellos se ven imposibilitados de hacerlo puesto que “no saben dónde conseguir los trajes o los cubrebocas o también ocurre que muchas de ellas no tienen ni siquiera dinero y pues ni cómo obligarlos”.


Con información de Milenio.

Deja un comentario
Volver arriba